Icono del sitio Smart Investment Consultores

Auditoría para Empresas

La principal forma de evaluación del funcionamiento de la empresa es una auditoría empresarial: análisis de procesos y actividades de la firma. El principal objeto que se analiza puede ser desde la situación económica hasta sectores específicos de la empresa. Sus principales objetivos es desde el control de legalidad, hasta la identificación de estrategias de mejora o evaluación de riesgos.

Objetivos de la auditoría

La auditoría muestra un aspecto contrastado y fidedigno del proceso empresarial orientado a la dirección. Sus principales metas son las siguientes:

  1. Examen comparativo, ofreciendo alternativas e indicadores para definir la estrategia óptima.
  2. Análisis objetivo de procesos y operaciones corrientes de la empresa.
  3. Determinación de costes empresariales, que incluye el retorno de la inversión con sus alternativas viables para reducirlos sin perjudicar otros elementos de la organización.
  4. Estudio de la estructura empresarial para establecer la efectividad de las diferentes cadenas de mando y sus repartos de responsabilidades.

En resumen la auditoria en un proceso por el que un equipo de expertos evalúa cada aspecto de la organización, señalando los aspectos perjudiciales y lo que se puede mejorar. Por lo tanto, es recomendable que los auditores sean profesionales sin ninguna vinculación con la compañía, ya que serían más objetivos para hacer un diagnostico eficaz.

Salir de la versión móvil